Haz llegado a este website y has continuado con tu atención puesta en nosotros porque definitivamente te intriga el tema de Halloween. Primeramente déjame decirte que has llegado al lugar perfecto, y que algo más que una mera coincidencia te trajo hasta aquí.

 

       Permíteme aclarar que NO soy un religioso. NO creo en la religión. Mas Bien, creemos que la religión es en sí misma una estrategia de Shatán el Beleyahal para confundir las mentes de las personas, y NADIE puede salvar su alma por medio de la religión. La Religión es sólo un conjunto de dogmas, prohibiciones, y ritos vacíos diseñados para satisfacer su propia agenda. El Espíritu de YAHWEH NUNCA estará en medio de ningún círculo religioso, pero de eso te hablaré más adelante.

 

       Tampoco creo que el 31 de octubre en si mismo tenga nada malo, ni tengamos que escondernos o desaparecer del planeta en esta fecha… es sólo una fecha en el calendario. Aunque sí es un hecho que muchas personas utilizan esta fecha con propósitos espirituales y ocultistas, pero de esto también te hablaré más adelante.

 

       Los disfraces en su naturaleza tampoco tienen nada malo por sí mismos, y pueden ser muy bien utilizados y divertidos durante muchas fechas en el año… aunque tengo que estar de acuerdo que el día de Halloween los disfraces toman una connotación muy obscura, quizás desconocida para ti en este momento.
 

       Posiblemente hay muchas cosas que crees que conoces, pero quizás hay muchas que aún desconoces. Por lo que debo desvelar una verdad ante ti: Sí existe un mundo espiritual a nuestro alrededor que quizás has ignorado por años. Este es mucho MÁS real que el mundo físico que conoces. No es como un sueño visto entre neblina, es como dirían en inglés: “Cristal Clear”… Diariamente a tu alrededor acontecen batallas entre ángeles y demonios, quienes son muy reales, y no dependen de que creamos en ellos para existir. El mundo espiritual es REAL, independientemente de que lo creas o no.

 

       Esta visión que tuvo Yehezquel, por el Espíritu de YAHWEH, de un valle lleno de huesos, ES UNA REALIDAD… y más adelante, te hablaré sobre lo que sucede cuando estos huesos se levantan y cobran vida; y claro, como eso se relaciona contigo.
 

 

Pero ahora dejaré lo espiritual por unos minutos, y veamos según descrito por el mismo “Wikipedia”, que es Halloween y de dónde proviene esta milenaria celebración.

 

 

"Halloween o Noche de Brujas"
 

       Halloween o Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del 31 de octubre. Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de todos los santos. En gran parte, es una celebración secular aunque algunos consideran que posee un transfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.

 

       La palabra Halloween (pronunciado [ˈha.lo.wiːn]) es una contracción de la expresión inglesa “All Hallow's Eve”(Víspera de Todos los Santos, una festividad de la iglesia romana) y la celebración celta “Samhaín”, donde se veneraba al dios de la muerte, intencionalmente buscando una palabra híbrida que significara “santificada sea la celebración al dios de muerte”. Se celebraba en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. La fuerza expansiva de la cultura de E. U. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales.

 

       El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o'-lantern (calabaza cavada con una luz dentro). Las actividades típicas de Halloween son el famoso truco o trato (trick or treat) y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el reunirse a ver películas de terror.

 

Historia

 

       Origen celta. Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva del irlandés antiguo y significa fin del verano. Los antiguos britanos tenían una festividad similar conocida como Calan Gaeaf. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Aunque originalmente “Samhain” era el nombre de la festividad donde celebraban el fin del verano y la adoración al diós Luke el resplandeciente (una versión del dios sol), el nombre pasó a ser utilizado para nombrar a su deidad. Como creían que este culto controlaba las puertas de la muerte, a Luke se le conoció como  “el señor de la muerte”, y posteriormente el nombre de la festividad se convirtió en su nombre propio: “Samhain”.

 

  

       Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el mundo espiritual se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus pasar a través. Los sacerdotes celtas, llamados druidas, invitaban a los espíritus de los ancestros familiares y los homenajeaban, mientras que los espíritus dañinos eran alejados, sin saber que ambos bandos eran en realidad uno solo. Usaban trajes y máscaras para ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. En Escocia los disfraces de espíritus fueron suplantados por hombres jóvenes vestidos de blanco con máscaras o la cara pintada de negro.
 

       El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades. Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera. Otra práctica común era la adivinación, que a menudo implicaba el consumo de alimentos y bebidas.

 
 

       La tradición romana. Cuando tuvo lugar la ocupación romana de los dominios celtas la festividad fue asimilada por estos. Aunque ya celebraban los últimos días de octubre y primeros de noviembre una festividad conocida como la "fiesta de la cosecha", en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales), se mezclaron ambas tradiciones. Las manzanas eran muy populares y pronto formaron parte de las celebraciones.

 

     “Cristianización” de la festividad. En una época en la que predominaban las festividades "paganas" (cultos no catótico-romanos), los Papas Gregorio III (731–741) y Gregorio IV (827–844) intentaron atraer a su iglesia romana aquellos paganos que celebraban el Samhain. Recurriendo a su acostumbrada mezcla de tradiciones donde tomaban ritos y deidades paganas y le ponían nombres cristianos, con tal de que los paganos pudieran continuar sus prácticas, y pasaran a formar parte de la iglesia romana.  Se tomó una festividad católico-romana, el Día de Todos los Santos (“All Hollow’s Day”), que normalmente se celebraba el  13 de mayo y se mudó al 1 de noviembre. Y se llamó su víspera, el día 31 de octubre, como la “Víspera de Todos los Santos” (“All Hollow’s Eve”), donde britanos e irlandeses continuarían sus cultos celtas bajo un manto religioso romano.
 

     La festividad llega a Estados Unidos. En 1845 aproximadamente esta festividad llega a Estados Unidos, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los "Jack-o'-lantern" (calabaza hueca con una vela dentro), inspirada en la leyenda de "Jack el Tacaño", un granjero que según la leyenda había sido rechazado tanto en el cielo como en el infierno por su maldad, y vagaba casa por casa pidiendo sacrificios para buscar su regreso al cielo o al infierno con una calabaza como linterna. Le conocían como “Jack-of-the-Lantern”, de ahí “Jack-o’-lantern”. Los celtas inspiraron su leyenda en un hecho real: El que los sacerdotes druidas se disfrazaban de demonios para visitar las casas de los campesinos y recolectar ofrendas de ganado y cosechas. A cambio no los maldecirían. Si los campesinos le daban una buena ofrenda, dejaban un nabo cavado y ahuecado con una cara grotesca, prometiéndole a los campesinos, que  mientras estuviera encendida, los espíritus no los molestarían. Los celtas en la leyenda, pasados los años, substituyen el nabo por algo más grande: una calabaza.

 

       Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas.

 

       La internacionalización del Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión.

 

     En la actualidad. Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Los países latinoamericanos, aunque conocen la festividad de Halloween, tienen sus propias festividades y tradiciones ese mismo día aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos.

 

       En Europa son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el modo con el que Estados Unidos concibe Halloween —celebrándolo con fiestas y disfraces. Aunque en algunos lugares, como Inglaterra, la fiesta original ha arraigado de nuevo.
 

       El hecho de que esta fiesta haya llegado hasta nuestros días es, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine estadounidense. La imagen de niños norteamericanos correteando por las oscuras calles disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de un oscuro y tranquilo barrio, ha quedado grabada en la mente de muchas personas.

 

    Truco o trato (travesura). Originálmente el Truco o Trato (en inglés "Trick-or-treat") era una tradición de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Samhain, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo, el mismo Shamain, que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente "truco o trato". En realidad eran los mismos sacerdotes druidas en disfraces de demonios. Su creencia aseguraba que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu (que más adelante en la leyenda recibiría el nombre de Jack O'Lantern, con el que se conocen a las tradicionales calabazas de Halloween) él usaría sus poderes para hacer "truco" (Hechizo), que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda. Como protección les dejaba nabos tallaldos en formas horrendas, para así evitar que otro espíritu pasara y les molestara.

 

       Actualmente, los niños y jóvenes continúan la tradición de la noche de Shamain pregonando casa por casa el "Trick-or-treat". Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase "truco o trato", "dulce o truco" o "dulce o travesura". Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta. Algunas veces han llegado a vandalizar propiedades, romper cristales, tirar piedras, huevos podridos y hasta globos llenos de orina o cloro.

 

 
       Algunas veces, ingenuos que no conocen nada sobre el mundo espiritual piensan que los orígenes de la celebración no tienen nada que ver con lo que celebran hoy en día. Eso precisamente es lo que el obscuro Shatán el Beleyahal quiere que creas. Pero como te dije NO estás aquí por casualidad...

 

Veamos pues lo que el autor del siguiente video nos puede decir acerca de eso:

 

 

NO TE DETENGAS AQUÍ
 
Todavía hay mucho que NO te ha sido revelado aún. NO te acobardes de conocer toda la verdad... te reto a que dés el próximo paso. Bastante ánimo tuviste para llegar hasta aquí... no eches por la borda lo que has alcanzado y oprime el próximo botón para que conozcas mi posición respecto al tema.